Las Várices, ¿Cómo prevenirlas?

No existen formas de prevenir las várices completamente, pero estas medidas si disminuyen las chances de aparición o de desarrollar mas várices en el caso que ya se tengan.

Practicar regularmente ejercicios que impliquen movimiento con las piernas, como caminar, correr, nadar, bicicleta, subir escaleras, etc., mejoran la circulación de las piernas y la salud de las venas al poner en movimiento la bomba formada por los músculos de las pantorrillas. Al moverse, ayudamos al sistema venoso, ponemos a circular la sangre, y los músculos de las piernas al contraerse, actúan como bombas que ayudan al retorno venoso.

Mantener un peso ideal, debido a que la sobrecarga que el sobrepeso genera sobre los miembros inferiores dificulta el retorno venoso, así como también altera las articulaciones lo que conlleva a disminuir la actividad física entrando en un circulo vicioso.

Dieta rica en fibras y baja en sal. Como la constipación (estreñimiento) puede inducir várices, es adecuado prevenir la constipación incluyendo en la dieta alimentos ricos en fibra como verduras, vegetales en general, frutas y granos. La sal actúa reteniendo agua en el organismo, con lo cual puede aumentar la presión en las piernas.

Evitar el uso de tacos altos y de ropa interior ajustada.

Elevar las piernas siempre que sea posible, manteniendo los pies a un nivel más alto que el del corazón. Si se está sentado, evitar cruzarse de piernas, y elevarlas siempre que sea posible. Elevar las piernas ayuda al retorno venoso.

Mover las piernas frecuentemente. Las personas que diariamente están paradas o sentadas por largos períodos de tiempo, tiene un riesgo mayor de desarrollar várices. Cambiar regularmente de posición (si se está sentado, pararse y viceversa). Moverse es la clave, no quedarse estancado en posiciones. Al movernos los músculos de las piernas se contraen empujando y ayudando a la circulación de la sangre por las venas. Evitar estar parado o sentado por largos períodos. Si se debe permanecer parado, intentar sostener el peso del cuerpo alternando la pierna izquierda y la derecha. Si se debe permanecer sentado o parado por largos períodos, flexione los tobillos repetidamente (10 veces cada 10 minutos).

El uso de medias de compresión especialmente diseñadas para várices puede prevenirlas o detener o retrasar su aparición en algunas personas, al facilitar el retorno de la sangre al corazón desde las piernas. Es también aconsejable considerar su uso durante viajes en avión o por otros medios de transporte que impliquen estar sentado o inmóvil por largos períodos, ya que pueden ayudar a prevenir la formación de un coágulo en la vena (trombosis venosa profunda).

Evitar el uso de ropa ajustada, para no cortar la circulación a nivel de las piernas, la cintura y la ingle.

Evitar el calor excesivo en las piernas, por ejemplo en baños. El calor, distiende las venas y puede provocar mayor estancamiento de sangre en las piernas.

 
 
 
 
 
Todos los derechos reservados. ©2009. www.lacirugiaendovascular.com